follicle_growth_ovarian_reserve

El número de ovocitos en cualquier mujer viene determinado en el momento del nacimiento y va disminuyendo inevitablemente a lo largo de su vida de aproximadamente 1-2 mill. en el momento del nacimiento a 300.000 en el momento de la pubertad para ir descendiendo a lo largo de toda su vida 25.000 a los 37-38 años y menos de 1000 en la menopausia.


La variabilidad de las definiciones de una mala reserva ovárica es llamativa y pone en evidencia la arbitrariedad de los criterios utilizados por los diferentes investigadores.


Hasta la fecha no existe un test predictivo ideal y muchas veces la reserva ovárica se pone de manifiesto después del estímulo hormonal.


Los criterios de Bolognia del año 2011 pretenden definir un grupo homogéneo de pacientes para empezar a trabajar bajo criterios concretos. Estos criterios de Bolognia 2011 incluyen: edad, respuesta ovárica a la estimulación ovárica, factores de riesgo para pobre respuesta ovárica y test de reserva ovárica como la Hormona Antimulleriana, FSH, Estradiol así como recuento de folículos antrales. Todos ellos lo que pretenden es homogeneizar las poblaciones y, por tanto, establecer comparaciones válidas entre distintos estudios. Así podemos hablar de baja respuesta siempre y cuando se cumplan al menos dos de los siguientes criterios: edad > 39 o cualquier factor de riesgo de baja respuesta, ciclo previo con menos de 4 ovocitos recuperados, alteración de test de reserva ovárica (recuento de folículos antrales menor 5-7, AMH menor 0,5-1ng/ml).

Reserva ovárica y respuesta ovárica se superponen pero no siempre se refieren a la misma población de pacientes y es importante establecer diferencias de cara al pronóstico del paciente.