El estudio del factor masculino se debe hacer al iniciar el estudio de la mujer tras 1 año de relaciones sexuales sin protección con el fin de identificar patologías y factores de riesgo que causan infertilidad masculina y orientar la estrategia terapéutica. En los factores masculinos graves es necesario descartar las anomalías genéticas transmisibles a la descendencia y realizar una valoración urológica para confirmar la salud del varón.


El estudio inicial consiste en dos seminogramas para establecer el perfil basal del paciente, realizados según los métodos propuestos por la OMS y actualizados en 2010.

Datos estudio masculino