El término envejecimiento íntimo es impreciso, difícilmente objetivable y al igual que el de atrofia vaginal podría conllevar ciertas connotaciones despectivas.

Ambos términos tampoco son de utilidad para explicar el conjunto de signos y síntomas genitales y urinarios que afectan a la mujer durante la menopausia o algunas situaciones de déficit estrogénico. Por todo eso en 2014 la "Sociedad Internacional para el Estudio de la Salud Sexual de la Mujer" y la "Sociedad Americana de Menopausia" recomendaron sustituirlos por el de "síndrome genitourinario de la menopausia".

La edad de presentación y la intensidad en sus manifestaciones clínicas varían de una mujer a otra. En general son más relevantes a partir de la menopausia cuando el nivel de estrógenos es bajo.

Existen otras situaciones diferentes a la menopausia en las que puede aparecer:

  • Lactancia materna prolongada
  • Radioterapia a nivel de la pelvis
  • Tratamientos médicos con efecto antiestrogénico

Conoce más sobre este tema

 Documento PDF A partir de qué edad se ven los efectos del envejecimiento íntimo (66.3 KB) (2 páginas)